.Image { text-align:center; }

lunes, 24 de abril de 2017

De una empleada a su jefe (Situación actual y el porqué me aleje de todo)

Lo quiero mucho, inclusive ante su rechazo, soy leal a usted.

Han sido dos años duros y de trabajo a deshoras, desvelos, horas sin comer y de una pulcra redacción, es lamentable que su rechazo a mi personalidad, persona, imagen y demás, lo cieguen y le prohíban valorar lo que he hecho por usted y con usted no me refiero a su persona, sino a la cantidad de carpetas, grabaciones, oficios, programas, calendarios, exposiciones y demás que necesitó para realizar su trabajo.

Querido jefe, es una pena que termine despidiéndome así. Porque incluso creo que me merecía un mejor trato. Pero, los que pagan son así y yo no debí aceptar su “amistad”. Ahora es lamentable que a pesar de que cambiará mi actitud y personalidad para satisfacerlo y conservar mi empleo y oportunidades, siga sin aceptar que soy yo quien ha sacado la mayor parte de todo adelante. Es una pena que el trabajo sea así, mal recompensando. Trabajo largas jornadas por poco dinero, dinero que ni siquiera me alcanza para pagar la escuela de idiomas.

Ahora que reflexiono sobre nuestra situación me doy cuenta que los demás tenían razón, ¿Cómo he podido soportar tanto tiempo? Ni siquiera yo lo sé, nunca me había sentido maltratada y violentada por usted hasta este momento y es triste darme cuenta que estoy destruida, perdida, confundida y desequilibrada internamente.

¿Qué hago ahora? Decirle que no pretendía soportar regaños injustificados desato esta guerra. Sin embargo siempre me pidió sinceridad y así reacciona ante esto; como usted dijo “Que flojera”.

Pero, ¿qué más puedo yo hacer ante alguien que no me quiere?
Por ahora, solo decirle gracias. A pesar de la cantidad de veces que me hizo sentir humillada y pisoteada, me dio oportunidades y le agradezco infinitamente eso. Sin usted yo  no sería quien soy ahora.




domingo, 16 de abril de 2017

¿Poesía?

¡Hola a todos!

Un gusto saludarlos luego de días inmensos sin revisar este portal de lectores, les contare un poco lo que estoy haciendo últimamente.

¿Listos?
Ingrese a un taller de creación literaria, desde tiempos lejanos, escribir ha sido una de mis grandes pasiones y aunque me gusta romper las reglas y crear y destruir como máquina, pensé que sería importante conocer las reglas del mundo del “escritor”. Así que me gustaría compartir un poema que intente hacer siguiendo un par de reglas.

No tiene nombre todavía, así que si se les ocurre alguno no duden en ponerlo debajo en los comentarios al igual que sus críticas.
Nos leemos pronto, con una reseña, espero.

Poseedor
De sueños,
Escultor
De deseos,

Mirando
Tu pecho
Anhelos
Yo tengo

Retrato
Borroso,
de cuerpo
lejano

Tallado,
Pintado,
Un cuento
narrado,

Oscuro
reflejo,
Prohibidos
tus besos

Tu rostro,
tus manos,
tus pechos,
tus brazos,

Marcado
Estupor,
Caprichos
Violentos 

Impulsos,
Delirios,
Fogoso
Castigo.




miércoles, 11 de enero de 2017

Reseña: Elvis nunca se equivoca







                                                   Autor: Rodrigo Morlesin
 Ilustraciones: Satoshi Kimura
Título: Elvis nunca se equivoca
Editorial: TusQuets editores
Páginas: 142
Precio: $ 199.00 mxn







<<Muy graciosa y tierna. Tiene un gran corazón y alma. ¡Una historia cautivadora!>>


Esta extraordinaria primera novela cuenta la historia de un cachorro callejero que se propone descubrir a qué ha venido al mundo. Pero a la manera de un Oliver Twist perruno, el destino tiene preparadas conmovedoras sorpresas para él. ¿Escaparía a los abusos feroz pandilla que controla las calles? ¿Será otra víctima más del maltrato y el hambre? ¿Logrará comprender qué es una familia? Ilustrada por el genial Satoshi Kitamura, Elvis nunca se equivoca tiene toda la diversión y la profundidad necesarias para permanecer en la memoria de niños y adultos. 



Hola amigos!
Primera reseña del año (¡Si se puede, Pats!)

Para empezar el año vamos bien, me encuentro con una novela narrada en primera persona con un protagonista bastante usual en el cine “un perro”, que nos muestra escenarios reales y la maldad del ser humano e incluso animal y la lucha constante por sobrevivir en un espacio donde la empatía resulta ser desconocida.
Elvis es un cachorro que nace en la calle y permanece al lado de su madre quien le enseña dos cosas que no debe olvidar: 1) Cuídate, y 2) Busca a tu verdadera familia. El destino se encarga de poner a Elvis obstáculos que deberá enfrentar siguiendo sus instintos, sin experiencia y compañía.
El cachorro deberá encontrar el sentido de su vida y una familia que lo cuide y quiera.

Un libro con mensajes importantes sobre la familia, la amistad, la fidelidad, la gratitud, el valor del cuidado y la lucha constante por la aceptación en el contexto en el que nos desarrollamos día a día y la singular apariencia del ser humano desde la perspectiva de un cachorro.

El final de la novela es realmente enternecedor, la forma en la que la historia termina, el significado que las cosas tienen después de amar a alguien o algo y la fortalece que crece con cada pelea ganada.

Ira, tristeza, rencor, amor y miedo son algunas de las cosas que Rodrigo y Elvis podrán trasmitirnos a lo largo del texto, alma y carisma son lo mágico de esta novela, y, su conexión con el ser humano es el toque épico que nos conduce a la reflexión y a observar a nuestra raza en distinta dirección.

Me considero una protectora de animales, y sobre todo, una fiel amante de los perros. Pocos libros son los que me hacen llorar y con los que me he podido conectar en el último año, sin embargo, Elvis llego a mis manos como un regalo. 
Y, como alguien alguna vez me dijo “Cada libro llega y se lee cuando lo necesitamos” considero que, fue el destino quien coloco todo este aprendizaje este día para mí.

Rodrigo, da en este texto, alma y pasión, provocador de lágrimas y enternecedor de corazones, muestra de la realidad y tristeza y alegría sincera.

Nos leemos en otra ocasión, espero que en algún momento puedan leer esta novela.


Un beso! 








viernes, 6 de enero de 2017

Año nuevo, vida nueva.




Hola hola divaneros, ¿Cómo estuvieron las fiestas? ¿Mucho frio en su ciudad? ¿Cómo van las cosas en su país?


Espero que el universo les brinde la energía y el valor suficiente para enfrentar los retos nuevos durante el 2017. Recuerden que, todo se puede si se quiere y se trabaja por ello.

¡Empecemos!

El 2016 fue sin dudar, mi peor año. La mayoría de las cosas que inicie las deje a la mitad y los retos que me propuse de lectura quedaron simple y sencillamente fuera de mi alcance. Leí escasos cuatro o cinco libros en todo el año, ¡pueden creerlo! Es decepcionante, triste y merezco ir a prisión.





En esta entrada postularé mis ojos e intentaré terminar este nuevo reto literario que consiste en completar los puntos que marca la siguiente imagen, que pertenece (creo) al blog http://www.huffingtonpost.es/ y se titula “El HuffPost” 12 meses, 12 libros.

Lo he visto en redes sociales un montón de veces y me ha terminado de convencer, espero que esta vez, pueda con él.


Me gustaría saber a qué retos se han apuntado ustedes este año! 

sábado, 31 de diciembre de 2016

Para Patsy.

Para: Patsy Rmz del 2017
De: Patsy Rmz del 2016

Que imponente está tu reflejo esta mañana, tu piel oscurecida por unas pequeñas vacaciones que creías no merecer, fuiste y regresaste con el ritmo del océano un par de veces este año, compartiste con gente que se convirtió en tu familia y lloraste por la ausencia de aquellos que creías estarían para siempre a tu lado.

No todo fue dolor y enfermedad absoluta, atravesaste el camino sin titubear a pesar de tu inseguridad, llegaste a la cima de aquello por lo que peleaste, lloraste, reíste y juntaste cada trozo de vida que te hiciera fuerte para continuar y llegar a la meta.

Me dio pena que ese día terminara para ti como cualquier otro, sola y trabajando, lamento mucho que no pudieras disfrutar el triunfo con tu familia quienes caminaron contigo durante años para lograr ese momento, en serio, lo lamento; sé que estabas molesta, triste y llena de odio, también sé que esperaste palabras de orgullo de alguien que jamás lo hizo y que a partir de ese momento tomaste la mejor decisión de tu vida, “Se acabó”.

Empezamos el año con menos peso que el de hoy y con una seguridad inmensa que se movía contigo al caminar, te sentías poderosa, segura, linda y cada paso que diste los primeros tres meses reflejaron todo aquello que te emociono; vida, pasión, orgullo, belleza. Dolió perder todo aquello tan rápido y sé que a partir de ese 5 de marzo todo se fue de bajada. La inseguridad, los problemas alimenticios, la tristeza, la soledad, la ira, el odio, el sueño, los sueños, las ilusiones y las ganas de vivir se esfumaron al igual que todos los días con luz.

Trataste con todo lo que quedaba de continuar caminando, pero el cansancio hizo lo suyo y tus pasos se hicieron lentos, te enojaste con el mundo, perdiste hábitos y dejaste meses y meses sin lecturas, todo aquello que comenzó como un sueño termino en rutina, cansancio, frustración y dolor. Y, todo aquello que soñabas se convirtió en una cadena que te privo de libertad, a pesar de eso, algunos momentos memorables llegaron y con ello recuperaste lentamente (aun lo  haces) tu andar y tu sueños.

Sé que extrañas a muchas personas que se fueron y que no veras otra vez, y que temes la partida de tu abuelo, un ser al que adoras con intensidad, pero también sé que estas lista y que cada muerte a tu alrededor te motivara de alguna manera, como lo hizo esta vez.

¿Cuánto dolor puede soportar tú corazón? Tú pregunta favorita del año, este año, pregunta algo menos insoportable, algo más alegre, algo como ¿Podre ir a la playa con mis amigos en mayo? O ¿Estará mi cumpleaños menos solo que el anterior? O ¿Me titulare este año?, no lo sé, algo que ayude menos a la depresión.
Querida, olvida todo aquello que dolió, no te preocupes cuando las personas no confíen en ti y si darás algo por alguien, no olvides que lo haces por ser fiel y leal a tus sentimientos y probablemente a alguna persona que se ganó tu cariño aunque todo sea falso, no dudes de ti cuando los demás lo hagan, no permitas que jueguen con tus sentimientos y otorga cuanto quieras regalar sin importar nada.

Este año te volviste fría, aún más, calculadora, hermética y solitaria. No le temas al mundo, déjate envolver en su magia, no le temas al amor, a la felicidad ni a la risa de los niños. Conserva aquellas personas que sabes siguen contigo,  dile al mundo cuando amas a alguien y aquel secreto que te hirió el alma, déjalo ir.

Ve y vive, ríe y ama, sueña y trabaja, haz todo aquello que decidas te hará feliz y cuando sientas que todo eso te esclaviza, déjalo ir, no vale la pena el riesgo si ya no te hace sonreír.

Sé constante, se más disciplinada de lo que eres, organízate, trabaja, busca oportunidad y vela tus sueños, no corras ante tu destino, no rehúyas ante tus dones, encuentra tu camino y entonces todo llegará cuando deba aparecer.

Oye, esta será la última vez que escriba algo para ti así, confió en que aprenderás y te levantarás, sembraras y cosecharas cosas mejores este año.

Cumple cada uno de tus propósitos y viaja, como siempre has querido, viaja más de lo que pudiste hacerlo este año.

Tatúate, haz esas perforaciones en tu piel que te gustan, corta tu cabello y termina tus novelas, escribe y termina.

El dolor pasará, lo prometo y pronto las lágrimas serán menos.


Adiós Patsy, fue un gusto conocerte y me alegra saber que te vas esperando no volver.